Terapias para el estrés y equilibrio de emociones.

¿Por qué todo nos afecta?

Nuestro estado anímico afecta directamente a nuestro estado físico, si a ello le sumamos el nivel de stress en el que vivimos en nuestro día a día podemos darnos cuenta el grado de afección que puede representar en nuestro organismo.

Por lo tanto, hay que entender cómo gestionar nuestras emociones.
Podemos identificar algunas emociones perjudiciales: la alegría desbordada, la ira, el miedo, la ansiedad, la melancolía, la tristeza y el autoritarismo. Con el tiempo, los extremos en estas emociones causan estragos en nuestro cuerpo.

Si la persona se empeña en reprimir las emociones, pueden surgir problemas de salud. Es posible que algunos órganos en particular comiencen a expresar ciertas consecuencias negativas:

Un exceso de ira daña el hígado.
Un exceso de miedo daña a los riñones y la vejiga.
Un exceso de alegría, la híperexcitación, daña el corazón y el intestino delgado.
Un exceso de tristeza daña los pulmones.
Un exceso de ansiedad perjudica el estómago, el bazo y el páncreas.
Un exceso de dominio y autoridad sobre las demás personas desequilibran el intestino grueso.

En cuanto al control de las emociones y
combatir el stress tenemos los mejores recursos para ayudarle a restablecer y dar equilibrio a nuestro organismo.

Ven y comprueba de primera mano nuestras terapias para el stress y equilibrio emocional.